Darmaris

Darmaris López

Mi historia con Jesús, no la puedo ubicar en un cuándo y un cómo, sino más bien un Viaje de Vida. He podido conocerle en mi caminar cada día. Mi relación con Jesús, la puedo definir como un rompecabezas. Recuerdo que desde los nueve años mis comienzos con Jesús fueron dentro de la iglesia Ejército de Salvación. Allí puede encontrarme con el Jesús del servicio. Pude ver que, por medio de mi servicio hacia los menos favorecidos, mi relación con Jesús se fortalecía.

Luego con el paso los años, la vida me llevó a la Iglesia Presbiteriana. Este lugar abrió mis ojos a que había algo más que el servicio. Fue entonces cuando pude conocer al Jesús del conocimiento. Mi vida creció como nunca, pues por medio del estudio de la Palabra podía conocer más a Dios, y la vida de Jesús. Fue allí donde por medio de personas significativas, pude entender que Dios me estaba llamando a servirle de una manera más formal y organizada.

Con expectativas más claras emprendí mi viaje hacia la vida ministerial como seminarista en el Seminario Teológico Fuller en Pasadena CA. Durante mi caminar como estudiante, Jesús vuelve a llamar mi atención y me lleva a la Iglesia Restauración Los Ángeles. Pero esta vez mi nueva experiencia sería aún más intensa pues allí conocí al Jesús del fuego y del poder a través del Espíritu Santo. Mi vida espiritual se despertó y avivó como nunca, pues allí aprendí y entendí cuan necesario es tener una relación con la persona del Espíritu Santo. Es interesante como ahora puedo ver esas piezas del rompecabezas tomar forma y formar parte de mi aventura con Jesús.

Finalmente, Dios me permitió llegar a la familia Metodista Libre. Fue entonces donde todo comenzó a cobrar mayor sentido. Descubrí al Jesús de la libertad. Esta pieza vino a traer la estabilidad que estaba buscando. Pero todavía soy de los que piensa que hay algo más de Dios para mi vida. Estoy maravillada de todo lo que he vivido, soy su hija, soy su amiga, y soy parte de los que se mantienen fluyendo en su rio.

Todavía mi historia no se ha terminado, pues cada día descubro nuevas facetas de Jesús, que vienen a equipar el rompecabezas de mi vida. Soy muy afortunada de poder ser amada y calificada por un Dios que califica a los descalificados. No importa cuán fuerte puedan ser las tormentas de la vida… yo continúo adelante, respirando, pues solo Dios sabe lo que mañana traiga la marea. Mi confianza está solo en Él, pues él fue el que me encontró a mi primero.

Office: (323) 256-2654 Need to speak to Darmaris? Send her an email using the form below.
  1. Name *
    * Please enter your name
  2. Email *
    * Please enter a valid email address
  3. Message *
    * Please enter message